Tingambato, Michoacn, 14 de octubre.- La conciencia social sobre la importancia de las lenguas indgenas es uno de los grandes cambios de los ltimos aos, afirm el especialista Pedro Mrquez Joaqun, quien propuso crear un seminario permanente pensado y hablado en Purpecha sobre la cultura e historia de este pueblo. En tanto, el poeta y narrador Domingo Santiago lament que el sistema educativo no haya terminado de abrir sus pginas apara recuperar la presencia indgena.

Mrquez Joaqun propuso crear el seminario de lengua y Cultura Purpecha y pidi que las universidades Michoacana de San Nicols de Hidalgo e Intercultural Indgena, as como El Colegio de Michoacn, entre otras instituciones, cobijen esta iniciativa que ofreci formalizar en los prximos das.

Estim que hay pocos espacios para pensar en Purpecha, por lo que tal espacio de reflexin llenara un hueco, ya que cuesta mucho trabajo publicar libros en nuestra lengua, dijo, al tiempo de hacer un llamado a usar todos los recursos tecnolgicos para seguir difundiendo la lengua.

Asegur que no hay estudios sobre las variantes del idioma Purpecha, adems de contar con pocos lectores y menos escritores, adems de que no nos hemos podido poner de acuerdo sobre un alfabeto nico y por eso los que escriben hacen un chilaquil.

Por otro lado, asever que nunca se ha evaluado crticamente la educacin indgena y sus diferentes modelos ensayados en las ltimas dcadas, y que hay un claro divorcio del sistema educativo y la necesidad social de reforzar las lenguas, patrimonio de la humanidad.

Al participar en una mesa de reflexin convocada por la Universidad Intercultural Indgena, el tambin investigador de El Colegio de Michoacn consider que es necesaria una planeacin lingstica para el desarrollo del idioma con objetivos a corto y largo plazo, por lo que emplaz a las instituciones de educacin superior a hacer esa tarea.

En su turno, Domingo Santiago repas la historia de la educacin pensada para indgenas y subray cmo desde principios del siglo XX se busc integrar al indio a una sola cultura, lo que pasaba por la castellanizacin a partir de la premisa de que las lenguas indgenas eran sinnimo de atraso.

Sin embargo, la cua que forz este proceso fueron los propios maestros indgenas que se convencieron de que se era el camino para incorporarse a un estado de justicia social.

Asegur que la Escuela Rural Mexicana funcion bien en pueblos mestizos, pero que en comunidades indgenas fue un desastre porque intensific la castellanizacin. l mismo fue parte de ese grupo de promotores culturales bilinges, castellanizadores: empezbamos con la lengua purpecha y poco a poco la bamos sustituyendo. Lo que no se pudo hacer en 50 aos con la castellanizacin directa, nosotros lo hicimos en 10. Nos metieron en la cabeza muy bien que nuestra cultura era mala, que no serva y que deberamos entrar al progreso mediante la lengua nacional. Con ese pensamiento fuimos y convencimos a las comunidades para que se renegara de nuestra cultura.

Y habra sido hasta finales de la dcada de 1970 cuando nos dimos cuenta que habamos cometido un etnocidio y ya con el modelo bilinge bicultural poco se pudo hacer porque el enfoque de la castellanizacin se haba arraigado en los maestros, y parece que contina ese sentimiento porque no se cumple la Ley de Derechos Lingsticos, que habla de que los maestros en zonas indgenas deben ser hablantes y ensear en lengua.

No obstante, estim que ya pas el tiempo de las lamentaciones y que lo que se requiere es trabajo y compromiso por la cultura y no slo descargar culpas.



__________________
Con informacin de Martn Equhua Equhua, corresponsal del peridico "La Jornada de Michoacn".